Testimonio de Magdalena Salinas / Corazón Nuevo 

Agradezco a Dios y a Jesucristo que me regalaron un nuevo corazón.

Oraron por mí en Healing Rooms y pedimos un nuevo corazón y Dios me lo dio, tanto en lo  físico como emocional, es un latido lleno de amor a Dios como a mi prójimo.

Gracias Healing Rooms , pero sobre todo Gracias a Dios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *