Testimonio de Hilda Sustaita  / Digestión

Doy gracias a Dios porque yo tenía un problema de no poder pasar alimento desde hace algunos meses, cuando comía sentía que el bocado se me atoraba y no podía comer ni tomar agua y ya no comía, muy molesto.   Pero ,   desde la primera vez que vine a Healing Rooms  y oraron por mi , cuando regrese a mi casa  fue tan grande mi júbilo que al cenar pude digerir el alimento completo sin ningún problema,  el cambio fue inmediato.

Gracias a Dios y a los que ministran en Healing Rooms.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *