Testimonio de  Imelda Serna De los Santos / Dolor desparecio en la sesión de Healing Rooms

Llegué a Healing Rooms San Nicolás algo intranquila, traía un dolor desde el día anterior y no me sentía nada bien.

La persona que me ministró, oró por mi aparato digestivo y coyunturas.

Este día sentí el abrazo de Dios, y al terminar de orar el dolor ya no estaba en mí.

Agradezco al Señor por su amor y misericordia, y también por haberme revelado su propósito en mi vida.

Bendigo este hermoso ministerio de Healing Rooms y agradezco el tiempo invertido en mí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *