Testimonio de Daniel De Lira / La Carga y los Dolores que sentía se fueron

El día de ayer visité Healing Rooms Monterrey y realmente me sentí exageradamente bien con lo que sucedió.
Oraron por mí y sentí como una carga enorme cayó de mi espalda. Cuando pedía, la persona que oró por mí, por cada una de mis células y órganos para que se pusieran en orden, literal, sentía perfectamente como se iban acomodando, como iba fluyendo en mi cuerpo la sanidad, sé que era el poder de Dios en mí.
Realmente, agradezco tanto a Dios que existan estas salas porque son un gran alivio, yo estaba desesperado y sumergido en la situación. Ahora me siento libre y libre sin dolor!
Dios les bendiga.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *