El buen pastor da su vida por las ovejas por Malú Almaraz

Hace unos días tuvimos el honor de recibir una gran enseñanza sobre el liderazgo de parte del doctor Don Lynch, cobertura espiritual de nuestra Casa de Oración.

Hoy quiero compartir algunas reflexiones que dejaron huella en mí, que me confrontaron con mis pruebas aun no superadas, cuestionaron mi disposición a entregar todo por mis principios, pero también me animaron a tomar la decisión de dejar que Dios siga forjando mi carácter, de vencer de una vez por todas lo que aún queda de mi viejo yo, sean leones osos o pequeñas zorras, y caí en la cuenta de que ni siquiera tengo que luchar contra  ellos para vencerlos, simplemente tengo que fortalecerme en el Señor, como hacia David, y tomar la firme decisión de abrir la jaula y soltarlos, dejarlos ir, al mismo tiempo que me lleno del Espíritu Santo, de la paz que deja el entregar lo que ya no es mío como hija de Dios, del gozo de sentirme libre para subir al nivel que Él me quiera llevar. ¡Eso quiero!

 

Dr. Lynch inició su enseñanza con una pregunta muy impactante:

¿Morirías por un principio?

Estar dispuesto a pararse entre las ovejas y el lobo arriesgando la vida, dar la vida para salvar a las ovejas, es una decisión, y no se trata de morir por una persona, se trata de morir por un principio.

Si no estamos dispuestos a morir por un principio, no somos dignos representantes de Cristo, para esto, nuestra vida tiene que estar totalmente rendida a Él.

Los principios del Reino son la obediencia a Dios y el amor. La recompensa por la obediencia es magnífica, pero no es vivir por la recompensa, sino estar dispuesto a dar mi vida por un principio.

Para lograr esto, se requiere carácter y Dios mide nuestro carácter a través de las pruebas.

Y no es fácil, ¡duele! la prueba va a tocar los lugares más sensibles de tu corazón para medir tu carácter, aquello que más te cuesta superar o soltar.

Las pruebas más importantes van dirigidas a tu vida personal, a lo más íntimo, te confrontan con aquello que no has logrado superar y que tal vez no estabas viendo.

Si has decidido morir por un principio, decide pasar tus pruebas de carácter, decide enfrentar los leones y los osos que te faltan por vencer, temor, indecisión, flojera, confort, desánimo, orgullo, rechazo, envidia, resentimiento, ira, infidelidad, falta de constancia…

La prueba de tu carácter es la que te prepara para enfrentar a tus gigantes, no tus armas, no una armadura, no tus dones. Tu carácter es lo que te califica para el liderazgo.

El carácter te da valentía contra cada enemigo, te da resistencia y te da la victoria. David dijo si, enfrentó al oso y al león, arriesgó su vida por principio, y esto lo empoderó para vencer a Goliat y lo calificó para casarse con la hija del rey.

¿Estás dispuesto a confrontar las debilidades de tu carácter, a vencer al oso, al león y al gigante, a entregar tu vida por un principio? ¡Es tu decisión!

“PARA PODER REPRESENTAR A JESÚS, NECESITAS UN CARÁCTER DE MAYOR NIVEL.” ¡PASA LAS PRUEBAS! ¡NO MAS POSTERGACIÓN!

 

Los dejo con esta Palabra que Dios selló con una promesa:

Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada. Santiago 1:2-4

Las promesas de Dios por Ana Itzel

Al poco tiempo de  acepte a Jesús como mi señor y salvador  me enseñaron a que las promesas que están en la biblia son para declararlas en tu vida y darles vida.Entonces tomé esta promesa:

Hechos 16:31 Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos –le contestaron.

Yo oré y tomé esta palabra, la creí  y al pasar el tiempo he podido ver  el cumplimiento de ella. Primero fueron mis hermanos y mis padres, luego Dios me sorprendió estando junto con mi familia de visita en Morelia, Michoacán, en casa de una prima y su familia,  nos toco ver una pelea muy fuerte entre ella y su esposo, en ese momento recuerdo muy bien que oré para que Dios tocara a todos.

Pasaron muchos años para que yo los volviera ver, mi sobrina que en aquel entonces era una pequeña niña. Al volver a verla me enteré que ella es una misionera, y en este momento esta de misión en la Paz, Baja California,  apoyando una iglesia, y no solo ella sino muchos de mis primos también se congregan ahora en sus ciudades, con varios me ha tocado poder asistir a sus congregaciones cuando los he estado visitando.

Dios es fiel y cumple sus promesas, pero no sólo esta promesa se ha cumplido en mi vida,  todo Isaías 54, lo he declarado en mi vida y Dios sigue sorprendiéndome, Él es fiel.

Dios , nuestro papá nos ha dejado un testamento, sólo esta en que vayamos, tomemos sus promesas y Él que es fiel y justo nos va a sorprender conforme a su perfecta voluntad.

Hoy yo te invito a que empieces con el Salmo 12, lo medites, lo declares en tu vida y lo hagas vida.  Si lo haces, ¡Dios te va a sorprender!.

Salmos 112 – Biblia Traducción en Lenguaje Actual

¡Alabemos a nuestro Dios! ¡Dios bendice a quienes lo adoran y gozan cumpliendo sus mandamientos!.Los hijos de la gente honrada dominarán el país y serán siempre bendecidos.Tendrán en su casa muchas riquezas, y siempre triunfarán en todo.Como son bondadosos, justos y compasivos, guiarán a la gente honrada como una luz en la oscuridad.La gente buena es generosa: presta a quienes le piden, y maneja bien sus negocios.La gente buena jamás fracasa; siempre se le recuerda con cariño. Nunca le asalta el temor de recibir malas noticias, pues confía en Dios de todo corazón.No tiene por qué preocuparse, ni por qué sentir miedo; hasta mira con aire de triunfo a todos sus enemigos.Siempre que ayuda a los pobres, lo hace con generosidad; en todo sale triunfante, y levanta la cabeza con orgullo.Cuando los malvados ven esto se enojan y rechinan los dientes, pero acaban por perderse. ¡Los planes de los malvados siempre fracasan!

Cambia la actitud de tu corazón

¡Amados, feliz semana! Bendecidos todos,
» ¿qué requiere el Señor tu Dios de ti? Solo requiere que temas al Señor tu Dios, que vivas de la manera que le agrada y que lo ames y lo sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma. »Mira, los cielos más altos, y la tierra y todo lo que hay en ella pertenecen al Señor tu Dios. Sin embargo, el Señor eligió a tus antepasados para darles su amor. Y a ti, que eres su descendencia, te eligió de entre todas las naciones, como se ve hoy.
Deuteronomio 10:12‭-14‭


«Así que cambia la actitud de tu corazón y deja de ser terco. »Pues el Señor tu Dios es Dios de dioses y Señor de señores. Él es el gran Dios, poderoso e imponente, que no muestra parcialidad y no acepta sobornos. Así que tú también tienes que demostrar amor a los extranjeros porque tú mismo una vez fuiste extranjero en la tierra de Egipto. Solamente él es tu Dios, el único digno de tu alabanza, el que ha hecho los milagros poderosos que viste con tus propios ojos».
Deuteronomio 10:16‭-‬‬21

Jamás ,jamás nos dejará solos Dios. Jamás.
Habla a tu mañana, habla a tu situación y velo obrar en ella.

Confía en el Señor y el obrará.
🙏 amén
P.D: Lee la Biblia.

Cómo salir de la cuarentena por Héctor Leal

En este momento ya debes estar pensando que la cuarentena debe terminar, claro, las autoridades (que dicen ser los expertos) aún no recomiendan dejar de protegerse siguiendo las recomendaciones, pero ¿que acaso no has pensado que hay algo raro en todo esto y que hay intereses de no se que grupos de poder desean que sigas confinado en casa? la verdad ya no sabemos que pasa en realidad. A continuación te describiré algunas de las acciones que deberás tomar en cuenta si decidiste salir de tu confinamiento.

Primero: debemos actuar como en la teoría del gato de Schrodinger, (puedes buscar el vídeo bajo este titulo en youtube), dónde el científico Edwin Schrodinger describe el comportamiento de partículas atómicas se comportan según sean observadas o no, están y no están a la vez y ambos estados son válidos, osea, existe y no existe al mismo tiempo (véanlo en Youtube para entender mejor, que quiero decir con esto).

El miedo es el peor virus que existe, así que si sales debes actuar como si el «coronavirus» existe y no existe a la vez, o sea está y no está en las personas con las que interactuas, en las superficies que tocas con tus manos (puertas, mesas, mostradores, volantes del auto, mercancías, en gotitas de flush o saliva) si alguien cercano a ti estornuda o tose y piensas que si está , deberías tener puesto tu cubrebocas y mantener la distancia recomendada, pero si piensas que no está es sentirte seguro. Toma precauciones pero no vivas tu vida pensando siempre en el virus. 

Segundo: Tu sistema inmune también estuvo de cuarentena, con lavado de manos a cada rato, lavado de ropa si saliste a la calle y regresaste, al filtrar el aire con el cubre bocas, se perdió contacto en gran medida con los bichos ordinarios del día a día, por lo tanto el sistema inmune bajó la guardia y puede estar débil, bajo de defensas o en reposo parcial. Si piensas reanudar tus actividades te debes preparar

¿Como podemos reforzarlo?:

    • Tu alimentación debe agregar, jugos verdes por la mañana, granos como almendras, nueces, tambíén arándanos frescos, sopita de lentejas o de garbanzo, fruta fresca no congelada, ejercicios como caminata media hora mínimo al día.
    • Orar y dar gracias al Señor por un nuevo día, sonreir siempre, escucha alabanza ó música clásica por lo menos un pieza al día de un músico clásico famoso ( Nunca Maluma Bad Boy, o Regeton ) no es lo mismo Oír que Escuchar,
    • Lee unas páginas de un Best Seller ejemplo La Biblia, Salmos, uno diario, sé positivo, pro-activo, y al final del día da gracias al Señor.
    • Cuando estés listo con tu sistema inmune, deja de lavarte las manos tantas veces al día, deja de eser extremista en tus cuidados de limpieza por cuarentena, regresa a los cuidados ordinarios de antes del confinamiento. ¿Cómo saber que tu sistema inmune está trabajando correctamente? Revisa tu salud de las últimas tres semanas anteriores, ¿tuviste gripa? tos?, ¿dolor de garganta?, ¿diarreas?,¿fiebre?, si tus respuestas fueron NO a todas, estás listo para dejar el confinamiento.
    • Nota: no sabemos cuando las autoridades nos permitirá terminar con la cuarentena, tu prepara desde hoy tu sistema inmunológico para ese día , y no corras riesgos, volveremos victoriosos en el nombre de Jesus Amén.

,

Como comenzar a servir a Dios por Gabriela Morales

Muchas veces creemos que para vivir en el propósito que Dios tiene para nosotros requerimos de una entrega y apartamiento especial, pensamos que se requiere de un gran sacrificio y que debemos de dejar todo lo que hacemos y soñamos para agradarlo. En mi experiencia, yo siempre había pensado en que para vivir la vida que Dios tiene planeada para mí, debía de apartarme de todo, y si bien es cierto que cuando le das el sí a Dios, él se encarga de ir limpiando tu vida y tu interior y por ende va quitando de tu camino las cosas y las personas que no te edifican y que te hacen daño, debemos ser conscientes de que seguiremos viviendo en este mundo, aunque no seamos de este mundo y que los sueños que tenemos en nuestro corazón, los tenemos porque Dios los ha puesto ahí y que si nos encontramos en un lugar específico de trabajo, estudio o vivienda es porque Dios nos ha dado esa tierra para gobernar y tomar autoridad sobre ella y sobre lo que opera en ella y en los que nos rodean.

 

Todos los seres humanos somos únicos y lo que uno hace el otro no lo puede replicar, el alcance que una persona tiene en su lugar de trabajo o estudio, no es el mismo alcance que otra persona tiene, aunque se encuentren en el mismo lugar. Lo que hoy quiero compartir contigo es una de las experiencias que me han abierto los ojos y que me han hecho ver las cosas de diferente manera.

 

Seguir el propósito que Dios tiene para nuestras vidas no es tan difícil como lo pudiéramos imaginar, seguir el propósito que Dios tiene para nuestras vidas puede ser tan fácil como caminar, es cuestión de ir dando un paso a la vez, es cuestión de irnos ejercitando poco a poco, es un proceso que “continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo” (Ef. 4:13). Para vivir la vida que Dios tiene para nosotros, es cuestión de compartir lo que Dios ha depositado en nosotros, las palabras que nos ha dicho, la esperanza que nos ha dado, la fe que ha ido fortaleciendo en nosotros, consolar, así como él nos ha consolado, exhortar, así como él nos ha llamado a hacer las cosas.

En uno de mis viajes, casi después de haber estado un mes en un lugar me di cuenta de que no había hecho nada “especial” por Dios, no me había esforzado y no había ido más allá en mi relación con él. No pasó mucho tiempo cuando al estar en una reunión con una persona, ésta, después de haber discutido temas de trabajo, comenzó a llorar y a compartir las preocupaciones que la tenían turbada, sin dudarlo comencé a preguntarle a Dios qué debía decirle, el Espíritu Santo trajo a mi mente lo que debía decirle y comencé a orar con ella, a animarla a luchar y seguir adelante para vencer la situación en la que se encontraba.

Para mí, fue algo que pudo haber sido normal hasta cierto punto, consolar y animar a alguien que se siente triste. Hace pocos días recibí un correo de esta persona en donde me decía que gracias a que la había escuchado y la había dejado llorar conmigo cuando más lo necesitaba, sin juzgarla y brindándole la confianza de decirme sus cosas sin que tuviera temor de que las compartiera con alguien más y al hablarle de Dios se había dado cuenta de mi fe y me decía que le gustaría que compartiéramos más de esa fe juntas. Al ver ese correo y leer sus palabras me di cuenta de que hacer la voluntad de Dios en ese momento que tuve con ella para compartir mi fe, no me llevó ni mucho tiempo, ni mucho sacrificio, ni dejar todo ni a todos, ni dejar de hacer lo que me gusta, sino que estando en el trabajo en donde estoy, con la gente que me rodea, puedo hacer la voluntad de Dios y que el trabajo que hago para vivir y que disfruto, no tiene por qué estar peleado con hacer la voluntad de Dios.

Leer su correo electrónico hizo darme cuenta de que aún con acciones que nos pudieran parecen pequeñas podemos conquistar la tierra que nos fue dada, y que al final, la suma de varias acciones pequeñas, darán fruto en nuestra vida y en la vida de los que nos rodean. Hoy te invito a que no subestimes lo que puedes hacer por alguien que está cerca de ti, acércate, interésate, pide al Espíritu Santo que te guíe y da el paso de fe, comienza a servir a Dios.

No te rindas por Mariana Neavez

Siempre que Dios está a punto de hacer algo en tu vida, suceden mil cosas que te hacen pensar en renunciar, ¿te ha pasado?.

Dice la Palabra de Dios, en varios pasajes que Dios examina el corazón, por ejemplo en 1 Samuel 16:7 “Pues Dios ve no como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el SEÑOR mira el corazón”.

El corazón o el alma es la parte más humana, es donde se encuentra nuestro sistema de creencias, pensamientos, sentimientos, intensiones  y es justamente ahí, donde el enemigo suele tomar ventaja para distraernos y desviarnos del plan de Dios para nuestras vidas.

Dios esta trabajando todo el tiempo a nuestro favor y tiene un plan perfecto para nosotros, pero para poder vivir las promesas que Dios tiene para nosotros, es necesario resistir.

Romanos 5:4-5 dice “Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. 5 Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor”.

El enemigo no va a oprimir algo que no sea de amenaza para el, así que si te encuentras en una etapa de prueba, resiste que el huirá de ti. Tienes todas las herramientas para poder vencer cualquier obstáculo: El poder el Espíritu Santo, la Armadura y el poder de la Palabra, autoridad delegada por el Padre y la sangre de Jesús. No hay nada que te detenga, porque no hay Dios más poderoso que El que vive en ti.

Si estás pensando en tirar la toalla, en cualquiera que sea la situación que te encuentres, hoy dale una oportunidad a que Dios obre a tu favor, y sigue avanzando por El prueba el corazón para llevarte a otro nivel, recuerda que vamos de Gloria en gloria, de victoria en victoria y siempre en constante transformación.

Los dones y talentos que Dios nos da por Angeles Garcia

1 de Corintios-12:6 Dios trabaja de maneras diferentes, pero es el mismo Dios quien hace la obra en todos nosotros. A cada uno de nosotros se nos da un don espiritual para que nos ayudemos mutuamente. A uno el Espíritu le da la capacidad de dar consejos sabios[a]; a otro el mismo Espíritu le da un mensaje de conocimiento especial.[b] A otro el mismo Espíritu le da gran fe y a alguien más ese único Espíritu le da el don de sanidad. 10 A uno le da el poder para hacer milagros y a otro, la capacidad de profetizar. A alguien más le da la capacidad de discernir si un mensaje es del Espíritu de Dios o de otro espíritu. Todavía a otro se le da la capacidad de hablar en idiomas desconocidos,[c] mientras que a otro se le da la capacidad de interpretar lo que se está diciendo. 11 Es el mismo y único Espíritu quien distribuye todos esos dones. Solamente él decide qué don cada uno debe tener.

Se pueden realizar distintas actividades, pero es el mismo Dios quien da a cada uno la habilidad de hacerlo.

Dios nos da dones y talentos y lo hace para que los pongamos en práctica y nos podemos preguntar ¿en donde pongo en práctica  mi don? , te diré la Iglesia es un campo muy amplio para hacerlo.

En  Filipenses 2:13 Dios pone en nuestro corazón tanto el querer como hacer su buena voluntad, el pone el deseo en nuestro corazón de trabajar nuestro don, esto que más nos gusta hacer.

Hoy te invito a que descubrir que dones puedes poner a servicio de Dios en tu iglesia local: Sanidad, Misericordia, Oración e Intercesión, Alabanza y Adoración, Finanzas, Enseñanza para  adultos y niños, Ujieres y muchas más áreas, pide ayuda al Espíritu Santo que te muestre en donde puedes empezar a servir y ser partícipe de que el Reino de Dios se expanda.

Te aseguro que Dios nos recompensa por trabajar en su Reino, lo menciona en 1 de Corintios 3:8 tanta importancia tienen los que anuncian el evangelio y lo enseñan , cada uno de ellos  recibirá su premio segun el trabajo que haya hecho.

Es por esto que te animo a trabajar en la obra de Dios y dejar que Él te sorprenda.

 

Sumisión a Dios

Al estar leyendo la primera carta que el apóstol Pablo le escribió a Timoteo salto a mi vista el versículo 8 que se encuentra en el capítulo 4 el cual dice lo siguiente: “El entrenamiento físico es bueno, pero entrenarse en la sumisión a Dios es mucho mejor, porque promete beneficios en esta vida y en la vida que viene” (NTV). Al meditar en esta palabra me di cuenta de cuando pasamos por un proceso, prueba, o cualquier circunstancia en la vida diaria, lo que define nuestra salida en victoria, sin duda alguna, es la sumisión a Dios.Cabe señalar que otras versiones de la biblia hablan de ejercitarnos para la piedad o ejercitarnos para caminar en rectitud o justicia y al estar pensando en por qué la diferencia de estas traducciones llegué a la conclusión de que hablan de lo mismo ya que al estar sometidos bajo la cobertura de Dios, automáticamente estaremos caminando en justicia y piedad.

La palabra justicia nos habla de equidad, integridad, juicio, rectitud, santidad y verdad, siendo todo esto a lo que Dios nos llama a someternos. Miqueas 6:8 nos dice “Oh pueblo, el señor te ha dicho lo que es bueno, y lo que exige de ti: que hagas lo que es correcto, que ames la compasión y que camines humildemente con tu Dios” (NTV). Por otro lado 1 Timoteo 6:11 nos dice “Perseguir la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la amabilidad (NTV). Hoy quiero aclarar que Jesús ya hizo el sacrificio para justificarnos, es decir, ya tenemos acceso a tener una relación con Dios y al aceptar a Jesús como nuestro salvador y al recibir el bautismo, hemos recibido en nosotros el Espíritu Santo; en pocas palabras, ya hemos recibido TODO lo necesario para tener la victoria en cada una de las cosas que hagamos, lo único que tenemos que hacer es decidir caminar en el camino de Dios y hacer que todo lo que representa el Espíritu Santo que se nos ha dado, salga de nosotros, al hacer esto, estaremos caminando en justicia y sometidos a la voluntad de Dios, pues estaremos dejando que sea el Espíritu Santo que habita en nosotros el que nos guíe.

Se preguntarán, qué tiene que ver lo anterior con el versículo inicial con el que comenzó todo esto, bueno mi forma de verlo es muy simple, eso que tenemos que ejercitar o para lo que tenemos que entrenarnos es en dejar que el Espíritu Santo fluya de nosotros hacia afuera, hacia los demás, hacia las circunstancias y a medida en que vayamos dejando que el Espíritu Santo nos guíe, estaremos sometiéndonos a la voluntad de Dios, estaremos caminando en justicia (rectitud) y seremos capaces de ver los beneficios de transitar por dicho camino.

Al haber explicado lo anterior, me gustaría compartir con ustedes algunos de los beneficios de dejar que nuestra vida entera sea guiada por el Espíritu Santo.

  • “Y esta rectitud traerá paz, es cierto, traerá tranquilidad y confianza para siempre” (Is. 32:17) (NTV).
  • Nada maloles sucederá a los justos, pero los perversos se llenarán de dificultades” (Pr. 12:21) (NTV).
  • “El que busca la justicia y el amor inagotable encontrarála vida, justicia y honor” (Pr. 21:21) (NTV).
  • “Tu bendices a los justos, oh Señor, los rodeascon tu escudo de amor” (Sal. 5:12) (NTV).
  • “Los justos florecerán como palmeras y se harán fuertescomo los cedros del Líbano” (Sal. 92:12)(NTV).
  • “La luz brilla en la oscuridad para los justos; son generosos, compasivos y rectos”(Sal. 112:4) (NTV).

Si hay alguna área en la que estamos batallando, tal vez esa batalla la hemos estado perdiendo porque no nos hemos sometido a Dios y hemos estado luchando en nuestras fuerzas. Hoy te invito a que reflexionemos y nos demos cuenta de en qué medida nos sometemos a Dios, en qué parte de nuestras vidas lo involucramos, y en qué parte de nuestras vidas necesitamos dejarlo actuar para salir en victoria de ese lugar en donde hemos estado atrapados luchando.

“PIES DE SIERVAS SOBRE LUGARES ALTOS” por Cristina Garcia

EXODO 24:12:

“ENTONCES JEHOVÁ DIJO A MOISÉS: SUBE A MI MONTE Y ESPERA ALLÁ”

Hace años llegó a mis manos un libro que cuando leí, me gustó muchísimo.

Este libro retrata fielmente el proceso de transformación y restauración de una persona que decide caminar de la mano del Padre.

Se trata de dos mujeres que deciden en sus corazones hacer un viaje para conocer a su pastor.

No es una historia real, sino una alegoría de personajes que disponen su corazón a Dios para una transformación que se puede aplicar a nuestra realidad en Cristo.

Pero volviendo a la historia del libro, éstas mujeres muy dispuestas hacen los arreglos necesarios para el viaje; muy emocionadas porque iban en busca de la persona más importante para ellas: su pastor, a quien nunca habían visto, sólo oían comentarios de él, que era muy bueno, muy dulce, lo cual querían comprobar.

Bien, pues se ponen en camino y hasta entonces se percataron de sus pies: ¡eran deformes y torpes!, al igual que su boca: ¡también deformada!…pero aún así no desistieron, siguieron adelante.

El viaje fue difícil, pues se caían constantemente por la deformidad de sus pies, pero se ayudaban para levantarse animadas por la idea de conocer a su pastor, a quien en ocasiones, a lo lejos, lo escuchaban silbar.

Siguiendo su camino encontraron una cabaña, lo que alegra y levanta ánimos, pues el cansancio estaba ya venciéndolas.

Entran ahí, temerosas de algún peligro, con cautela, para después convencerse de que estaban seguras.

En la cabaña sólo había lo necesario: unos camastros y una gran mesa, con abundante fruta fresca y otros alimentos, muy buenos para comer, y vaya que ya los necesitaban.

 

Ellas comen y descansan, no supieron cuanto, pero al sentirse satisfechas y descansadas, deciden continuar. En ese momento una de ellas se percata de sus pies, los que ya no estaban tan deformes, ni su boca…lo dice a su compañera, aquien de igual manera le sucedía esto. Se alegran mucho y siguen su camino.

 

A lo lejos oían el silbido de su pastor y se alegraban pues estaban ya atravesando el valle, caminando cada vez con menor dificultad, queriendo llegar a la montaña para subir y ver a su pastor. Y aún cuando el peligro acechaba, ellas sabían que su pastor no dejaría que les hicieran daño.

 

 

 

 

 

 

 

Cuando finalmente llegan al pie de la montaña, inician el ascenso, concientes ya de que sus pies eran normales al igual que sus bocas. Al llegar a la cima el pastor se acerca a  ellas, las abraza mientras que ellas se encontraban felices de conocerlo, también lo abrazan y lloran de felicidad.

En ese momento, el pastor les dice que el nombre de cada una ha cambiado debido a el proceso que han realizado: ahora se llamaría Gracia y Gloria; estaban ya listas para servicio de su Rey y Señor, y juntas serían ahora de ayuda para todo aquél que decide en su corazón amar y servir a su Rey.

1ª. PEDRO 5:10:

MÁS EL DIOS DE TODA GRACIAQUE NOS LLAMÓ A SU GLORIA ETERNA OS PERFECCIONE Y AFIRME, FORTALEZCA Y ESTABLEZCA, A ÉL SEA LA GLORIA”

 

Mis amados, los exhorto a la permanencia, la perseverancia y la obediencia para que entonces, y sólo entonces llegue la recompensa.

Bendecidos.

 

 

 

Caminando en lo Sobrenatural por Mariel Marcos

Hemos creído que el empoderamiento espiritual viene de afuera hacia adentro, y esto, ha traído frustración a los Hijos de Dios. ¿Por qué? Porque no hemos visto resultados, no vemos que nada suceda – intentamos y fracasamos. El pasado fin de semana la Rev. Marisa García junto con el Director Internacional de Healing Rooms, Cal Pierce, trajeron una verdad a los Hijos de Dios que estoy segura que así como cambio mi vida, cambiará la tuya. El verdadero empoderamiento espiritual, la verdadera conquista de nuestras propias vidas viene de adentro hacia fuera, es decir, que todo lo que necesitamos para cambiar y caminar como verdaderos Hijos de Dios (Romanos 8:14) se encuentra adentro de nosotros, y esto es, el Espíritu de Dios habitando en nosotros. Anhelamos que venga a nosotros el Reino de Los Cielos, cuando la realidad es que el Reino de los Cielos esta en nosotros.

Para definir de una forma sencilla lo que implica el Reino de los Cielos, se puede definir como el liderazgo del Espíritu Santo en nuestras vidas. ¿Cómo tendremos la certeza que realmente el Reino de los Cielos habita en nosotros? Porque La Palabra de Dios nos dice que el mismo espíritu que resucito a Jesús de entre los muertos habita en nosotros (Romanos 8:11) , y por lo tanto, todo lo que nosotros necesitamos como Hijos, ya esta en nosotros.

Esto significa, que para poder ver el Reino de los Cielos emanando e impactando nuestras vidas (alma, cuerpo y espíritu), las personas que nos rodean, los lugares donde Dios nos ha plantado y las circunstancias que se nos presentan, necesito del liderazgo del Espíritu Santo, y es así como seremos transformados poco a poco.

Dice la Palabra que los verdaderos Hijos de Dios son aquellos que son guiados por el Espíritu de Dios (Romanos 8:14) y es por eso, que ha llegado la hora de transformar nuestras oraciones de “dame Señor” a “enséñame Señor” y que los verdaderos Hijos de Dios sean levantados de adentro hacia fuera. Se que te estarás preguntado y, ¿Cómo le puedo hacer? Tu primer paso y el más importante de todos, porque de ahí comienza la transformación, es alimentarte de La Palabra de Dios, el alimento vivo para nuestro Espíritu, alimento que es Cristo mismo; La Palabra de Dios y Cristo son uno mismo.

Dime que tanto te alimentas de la Palabra y te diré a que nivel tu vida esta siendo transformada; Dios esta hablando constantemente pero somos los Hijos que decidimos no escuchar y tengo la certeza que nuestro Padre y la misma creación de Dios está desesperada por ver a los Hijos de Dios gobernando sus vidas y todo aquello que Dios les ha confiado.