Ejercito de Dios

Amados escuchen; dejemos de jugar y tomar las batallas desde una perspectiva de soldado ofendido. Las cosas de Dios no pueden tomarse a la ligera por lo tanto estemos conscientes de quienes somos en este mundo que pretende llevarnos a la derriba.

Nosotros tenemos un General que es el Rey de Reyes que sabe todas las cosas de antemano, por tal , es imperante que comprendamos que cada una de nuestras batallas individuales nos va capacitando y posicionando para luego tomar nuestra posición en el campo de batalla del REINO DE DIOS.
La lucha que enfrentamos día a día nos va posicionando para producir el propósito de Dios.
Actitud familia ACTITUD frente a la batalla.


No se trata de mi reino o tu reino se trata del Reino de Dios, por tal dejemos de quejarnos cuando atravesamos desiertos o batallas, más bien, entrémosle al campo de batalla sabiendo a quién representamos.
En el momento que entendemos que no se trata de ti o de mi, sabremos quién nos ha dado la victoria de ante mano…por qué cómo, digo, no se trata de nosotros!
Por eso una y otra ves debemos de ejercitarnos en la guerra para adquirir experiencias victoriosas y así ir tomando el lugar que nos corresponde en Sus filas y luego poder participar en el ejército del Reino.

Recuerda somos Su remanente, al final de cuentas pertenecemos a Su ejército!
🗝👊Amén

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *