El Toque de Fe

Hola,  gracias por leerme, como ya se dio cuenta, no me canso de decir que le crea a Dios,  y que Él ya nos regaló la sanidad y que nosotros debemos de aprender a cuidar la salud; esto de la salud ya depende de nosotros, y está en nuestras manos.

Hoy,  quiero comentar sobre   estos versículos  importantes, dice Mateo 14 34-36 “Después de cruzar el lago vinieron Jesús y sus discípulos a Genesaret , dice la palabra que cuando los habitantes de ese lugar lo reconocieron, divulgaron la noticia por todos los alrededores y le trajeron a todos los enfermos que encontraron de todos los alrededores ; y le rogaban que les dejase tocar solamente el borde de su manto; y todos los que lo tocaron, quedaron sanos”.

Imagínese, está hablando de todo tipo gente que vivían en pobreza,  infelices, gente con todo tipo de enfermedades, y que llevaban una vida de desgracia y de miseria.

Mire, es claro, Dios no hace excepción de personas , y esto nos tiene que quedar claro. Lo importante  aquí es hacer lo que ellos hicieron,  esto es,   reconocer la autoridad de Jesús. A eso lo invito hoy, a que también  reconozca esa autoridad,  y así, usted verá la obra de Dios hecha en usted!

Esta gente dio  pasos de fe al tocar Su manto. Se da cuenta como ellos fueron tras su sanidad.  Es mas, ellos con este acto arrebataron su sanidad. Usted qué está haciendo para ser sano? Está hablando palabra de sanidad , usted está declarando palabra de vida, usted le está haciendo caso al doctor (no ponga su esperanza en  el doctor, ni en la medicina, recuerde, la esperanza deposítela solo en Jesús), en la Palabra podemos ver como muchos hombres se movieron dando

Pasos de fe, ahí tenemos  a Noé, Moisés , Abraham a Sara y tantos,  lea!!!

Hebreos 11, todos ellos hicieron actos de fe, y lea el resultado. Haga lo mismo, lo exhorto a que lo haga, párese, reclame, hable su sanidad, declare que usted es sano,  digan lo que digan, usted desate sanidad en su vida, tome lo que ya es tuyo.

Bendiciones del Reino,  Ingrid

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *