Josué Rivas Garza/Vista restaurada

Asistí al Taller de Sanidad, y realmente me sorprendí no sabía que había un taller así,  durante el taller sentí mucha paz  y miedo porque nunca me había visto como en verdad es, nunca había visto la realidad de la Palabra de Dios.

Desde pequeño tuve problemas con mi vista, tenía que entrecerrar los ojos para ver, pero después de que oraron por mí, veo perfectamente bien; ni siquiera necesito lentes.

Estoy muy agradecido con Dios por este ministerio de Healing Rooms, que trajo la verdad a mi vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *