La Adoración es Sabiduría por Edith Tamez

 

“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová”Pr. 1.7

Si usted leyera el libro de Proverbios y viera todas las promesas fundamentales hechas para la persona que camina sabiamente, se daría cuenta de que la reverencia y la adoración son el principio de la sabiduría. Rápidamente, vería por qué la reverencia y la adoración son tan importantes.

La Biblia dice que quienes caminan en sabiduría serán ricos. Vivirán una larga vida y serán extremadamente felices. Serán bendecidos, tan bendecidos que los envidiarán (Pr 3:1-18)

Pero no existe sabiduría sin adoración. Actualmente, muchas personas buscan conocimiento, y el conocimiento es bueno, pero la sabiduría es mejor. La sabiduría es el uso correcto del conocimiento. El conocimiento sin sabiduría puede hacer que la persona se infle, se llene de orgullo, lo que finalmente arruinaría su vida. Una persona sabia siempre será conocedora, pero no todas las personas conocedoras son sabias.

Estimo que, en nuestra sociedad actual, exaltamos el conocimiento más de lo que debemos. La educación parece ser el principal objetivo de la mayoría de la gente, y sin embargo, nuestro mundo decae moralmente en forma vertiginosa. La educación es buena, pero no es mejor  que la sabiduría. La palabra de Dios nos dice que clamemos por sabiduría, que la busquemos como la plata y el oro; que la hagamos una necesidad de la vida. No hay nada más importante que la sabiduría, y el principio de ellas es la reverencia y la adoración.

Al adorador le será enseñada sabiduría por Dios.

Bibliografía La Batalla es del Señor. MEYER JOYCE  PUES NADA FALTA CUANDO ADORAMOS

¿Quiere estar seguro de que todas sus necesidades serán satisfechas?  Entonces comience a adorar a Dios, porque la Biblia dice que nada faltará, ni tendrán necesidad alguna, aquellos que verdaderamente temen y adoran al Señor con reverencia.

“Bueno, si es así, ¿por qué Dios no se mueve en mi vida?, puede estar preguntándose.

Creo que Dios si lo está haciendo. Creo que está haciendo grandes cosas en su vida. Él realiza cosas grandes en todas las áreas de nuestras vidas, aunque no podamos verlas. Generalmente pasamos más tiempo contando lo que nos falta que lo que tenemos. Pensamos más en lo que perdimos que en lo que dejamos, y eso nos impide ver cuán bendecidos somos realmente.

Tener   un corazón agradecido es parte de la adoración y, ciertamente, ésa es la actitud  de un “adorador”. Dios, de lo poco hace mucho, y de la nada, lo mejor. Creó el mundo que vemos de lo que no existía. De acuerdo a 1 de Corintios capítulo 1, Él usa lo que no es y lo que no sirve para realizar su obra, Así que, si no tenemos nada, podemos dárselo a Dios, y algo puede hacer Él con eso. Dios nos proveerá lo necesario para nuestras vidas, sin problema. Si sólo lo adoráramos, si le dejáramos nuestra carga y obedeciéramos las instrucciones que nos ha dado, nuestras necesidades estarían cubiertas siempre y abundantemente.

Lo animo a que comience a adorar a Dios ahí donde usted se encuentra; adórelo a Él por lo que tiene y olvídese de lo que no tiene. Pues nada falta cuando adoramos. Mientras adoramos a Dios, Él llena todas nuestras necesidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *