La Armadura de Dios por Ana Dalia García

Si tuviéramos presentes las promesas de Dios o  su Palabra el enemigo batallaría para hacernos caer, recordemos que él es astuto y que está esperando el mínimo error, falta o descuido  para atacarnos. Por eso la importancia de cubrirnos con LA ARMADURA DE DIOS  desde temprano, primero hay que adorar al Rey, después agradecer, pedir perdón por nuestras faltas y orar por nuestros pastores, familias, amigos, trabajo, salud, país, gobernantes y por todas nuestras necesidades, pedirle a nuestro  Padre su guía y dirección en todo lo que hagamos.

Nos ajustamos LA ARMADURA DE DIOS  (Efesios  6:14-18)  El Casco va en la cabeza y es donde lucharemos con nuestros pensamientos, donde se empiezan las batallas, por eso el tener presente la Palabra de Dios nos mantendrá a salvo. A salvo del enemigo que quiere hacernos fracasar, entristecer, debilitar y engañar. Debemos cuidar nuestros oídos, ojos y boca. La Palabra de Dios que nos puede ayudar es Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Con la coraza nos cubrimos el corazón para ser justos, honestos y honrados pidiendo un corazón semejante al de Cristo. Palabra de  Dios. Prov. 4:23 «Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón, porque de EL mana la vida».

El cinto de la armadura requiere de fuerza, valor y seguridad para decir la verdad. Ef. 4:15 «el amor debe hacernos decir siempre la verdad, para que en todo lo que hagamos nos parezcamos más a Cristo» . El escudo se refiere a la fe. ¿De qué tamaño quieres tu escudo?  Sal 144:2 !TÚ me amas y me cuidas! Eres mi escondite más alto, el escudo que me protege!

La espada  es lo que representa su palabra. Cuando su Palabra  es lanzada » penetra hasta los tuétanos y coyunturas y jamás vuelve vacía. El  calzado del evangelio de la Paz que adonde vayamos llevemos paz y compartamos las buenas nuevas, para expandir Su reino y trasmitir su amor.

Con esto estamos equipados para la batalla, ¿qué esperas para usarla?

Padre gracias porque nos proteges y nos guías en cada momento. «Enséñanos a hacer tú  voluntad»

Ef. 6:23-24 Deseo que Dios el Padre y el Señor JESUCRISTO les den paz, amor y confianza a todos los miembros de la iglesia.

Y espero que Dios sea bueno con todos los que nunca dejan de amar a nuestro Señor Jesucristo. AMÉN

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *