La cosecha

La Palabra de Dios nos enseña a esperar confiados mientras llega el tiempo de cosecha de nuestra semilla de oraciones, de Palabra, económica o algún tipo de semilla.

Mientras, debemos tener en mente dos cosas; una es que Dios está formando carácter de Cristo en ti  y segunda que tu tienes la posibilidad de decidir aprender de esta enseñanza y confiar en Dios manteniendo la esperanza mientras llega la solución.
Dios es bueno y Él nunca nos dejará ni nos abandonará. De hecho ahorita Él está obrando en nuestras vidas.

Salmos 130:5-6. Dice»Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; En su palabra he esperado. Mi alma espera a Jehová Más que los centinelas a la mañana, más que los vigilantes a la mañana.» ¡¡Áferrate!!
Recuerda  «Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca» Lamentaciones 3:25.

Y pídele «Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas. Encamíname en tu verdad y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti he esperado todo el día.»Salmos 25.4-5

Así que, te exhorto a que como dice el Apóstol Pablo en:

Gálatas 6:9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.
Recuerda que la Palabra nos ofrece consuelo y esperanza cuando pasamos por tiempos difíciles, léela. Permanece en Cristo, firme y sigue buscando Su dirección en cada momento hasta llegar a conquistar lo que parece imposible!
!Dios siempre tiene la razón! 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *