Llaves de Nehemías. Fragmento prédica Domingo 16 Agosto

¡Hola a todos! ¡Bendiciones!
Hoy quiero compartir sobre cómo mantenernos firmes cuando lleguemos a la meta, porque como sabes, llegar no es lo más difícil, sino el mantenernos en ella.
Comienzo con este versículo que nos afirma quien es Dios en medio de dificultades

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme? Cuando los malvados avanzan contra mí para devorar mis carnes, cuando mis enemigos y adversarios me atacan, son ellos los que tropiezan y caen. Aun cuando un ejército me asedie, no temerá mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza.
Salmo 27:1-3

David enfrentó peligros muy grandes que serían difíciles de superar para cualquier otra persona. Sin embargo, él sabía que Dios es mucho más grande que cualquier amenaza. ¡Esto debe de ser la razón de nuestra confianza!
En el Capítulo 4 del libro de Nehemías están las llaves que el mismo Nehemías utilizó para mantenerse firme en su propósito de reparar y levantar los muros de la ciudad de Jerusalén a pesar de todas las tentaciones para desistir.
Porque el enemigo siempre vendrá a tratar de trastocar nuestra mente, llevándonos a pensar que no somos capaces, pondrá en duda nuestra identidad y nuestra posibilidad de conquistar. Pero Dios nos dice que nosotros somos sus hijos y que estamos bajo Su sombra.

1. Dios está esperando que nosotros nos mantengámonos en los procesos y podamos hacer Su voluntad y caminar en Sus promesas.
El diablo, en este tiempo, está llevando a cabo una guerra psicológica para hacernos caer, así que a nosotros nos compete aferrarnos a la armadura de Dios y meditar en todas las veces que hemos sentido y visto como Dios ha estado ahí en nuestros peores momentos, sólo basta voltear hacia atrás para entonces enfocarnos en nuestro presente y eso nos dará la confianza de estar esperanzados en el futuro.
Nehemías no solo era líder, era valiente, fiel y se mantenía firme. Era un hombre con coraje, un hombre de decisiones, esforzado del ánimo, esforzado en su corazón.
Nehemías venció el ridículo, no se puso a alegar, sino que venció el ridículo con la oración.

2. No cedas a las provocaciones ni tentaciones o dudas que ponga el enemigo en tu mente.
No cedamos a las presiones de estos tiempos, no hay justificación alguna para los hijos de Dios. La batalla está ganada amado, lo único que debemos hacer es no ceder a las presiones, no ceder a lo que el mundo quiere imponer a la fuerza, no cedas.

3. Mantente enfocado en la meta, trabajando en equipo y con entusiasmo.
8 Entonces planearon venir a luchar contra nosotros y crear confusión en Jerusalén, 9 pero nosotros oramos a nuestro Dios y pusimos guardias en las murallas para que vigilaran día y noche.

4. Estar vigilantes, no dormirnos, porque si no el enemigo nos ve desprevenidos y atacará.
10 Pero la gente de Judá dijo: «Los trabajadores se están cansando y hay demasiados escombros en el camino. Nunca seremos capaces de reconstruir la muralla nosotros solos»

5. El desánimo vendrá, pero todo depende de que tan fuerte y firme esté nuestra relación con Dios, depende de que tan afirmada este mi fe y que tanto estoy obedeciendo al Señor, porque solo eso me sostendrá firme
11 Nuestros enemigos planeaban llegar sin que los viéramos y meterse en medio de nosotros para matarnos y detener el trabajo. 12 Pero los judíos que vivían cerca de nuestros enemigos, vinieron varias veces y nos avisaron que venían a atacarnos por todos lados.

6. No distracciones.
La obra de Dios no avance en nosotros, además El Señor ha puesto profetas y líderes, Él siempre nos va a estar hablando, por eso no debemos de estar abusando de los distractores llámense como se llamen: «celulares, WhatsApp, Netflix etc.»

7. Dios siempre tiene una estrategia para nuestra situación que será revelada en la medida que entres a Su presencia para bajar el diseño de ella.
14 Después inspeccioné todo esto y le hablé a los dirigentes, a los oficiales y al resto de la gente así: «No tengan miedo de nuestros enemigos. Tengan presente que nuestro Dios es grande y poderoso. Luchen por sus hermanos, por sus hijos e hijas, por sus esposas y por sus hogares»
15 Nuestros enemigos se dieron cuenta de que sabíamos de sus planes y que Dios les había echado todo a perder, así que se retiraron. Nosotros regresamos a nuestro trabajo en la muralla.

8. Espera en el Señor y Él hará. Tú enfócate para que los planes y la voluntad de Dios se establezcan.
Desde aquel día, la mitad de mi gente trabajaba en la muralla y la otra mitad vigilaba con sus escudos, lanzas, arcos y armaduras. Los líderes militares permanecían detrás de toda la gente de Judá. 17 Los constructores y sus ayudantes hacían su trabajo sosteniendo con una mano la carga y con la otra la espada. 18 Cada uno de los constructores tenía su espada atada a un lado de su cuerpo mientras trabajaba y el que tocaba la trompeta estaba a mi lado.

9. Reconoce tu lugar. Dios actuará a favor tuyo, y te cubrirá donde Él te ponga, no donde tu andes.
19 Entonces hablé con los dirigentes, los oficiales y el resto de la gente y les dije: «Este es un trabajo muy grande y estamos muy separados el uno del otro en la muralla. 20 Así que si oyen la trompeta, corran todos a reunirse en este lugar. Todos nos agruparemos y nuestro Dios luchará por nosotros».

10.Levántate, Dios te ha puesto como cabeza y no cola. Estás llamado a ser líder, pero un líder no es porque tenga autoridad, un líder es aquel que influencia a otros. 
21 Entonces continuamos nuestro trabajo con la mitad de los hombres manteniendo las lanzas en la mano desde la primera luz de la mañana hasta que salían las estrellas.

11. Permanece. Desde que amanece hasta que anochece estar fijados, firmes, enfocados, permanecer haciendo lo que se nos ha encomendado.
22 En ese momento también le dije a la gente: «Que todos los constructores y sus ayudantes pasen la noche en Jerusalén para que vigilen en la noche y trabajen durante el día. 23 Así ninguno de nosotros tendrá que cambiarse de ropa y siempre tendremos lista nuestra arma».

12. Siempre estar a la ofensiva, como buenos mayordomos de la voluntad y propósito de Dios en nuestras vidas

Esto es lo que Dios está buscando en este tiempo
TESTIMONIOS REALES PARA QUE AQUELLOS QUE NO CONOCEN DE ÉL LO CONOZCAN A TRAVÉS TUYO
No nos afanemos con aquello que ni es nuestro, ni nos pertenece pelear. El afán solo nos hace aventar la toalla, nos cansa y desanima.

LA GRAN PROMESA DE HACER TODO ESTO ES LA PAZ DE DIOS EN NOSOTROS
Enfocarnos en todo lo verdadero. Santiago 1.17 dice Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto. Del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza ni sobra de variación.

Nehemías había venido desde lejos con todo el favor otorgado, eso nos recuerda a nosotros que Dios ya nos dio TODA SU GRACIA Y TODO SU FAVOR, para que nosotros logremos entonces mantener nuestros pensamientos y actitud dando honor solo a lo que merece, honor.

Amados, mi oración el día de hoy es que te llenes como Nehemías de valentía y de coraje para tomar tu posición, dar pasos de fe, bajar la estrategia del cielo.
Que Dios te revista de favor y unción para hacer frente a lo que otros no ven. Dios te dará conforme vayas caminando en fe, el favor de Él se hace latente. Amén

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *