Los Caminos de Dios por Hugo Espinoza

Seguir a Dios es el camino más difícil pero es la mejor opción. Mucho tiempo y varias ocasiones escuche esta frase. Dios nos pone muchas pruebas que enfrentar para ver si nos comprometemos en totalidad hacia él, des afortunadamente algunos se quedan en el camino, en el desierto y no logran llegar a Canaán, la tierra prometida. No nos damos cuenta de dichas pruebas o no las queremos entender, por eso es importante no dejarse vencer, seguir de pie para lograr aprobarlas.

 

Hace unas semanas leí un libro, que fue una revelación (Desarrollo de un líder, autora Joyce Meyer) porque muestras las pruebas a las que nos enfrentamos y tenemos que vencer, al leerlo, fue como si me quitaran las vendas de los ojos. Los invito a que lo lea, más de uno, se identificaran en las pruebas, será más fácil de superar al saber el porqué de ellas.

 

Por eso es importante no dejar de orar, y entender que nuestra lucha no es contra la gente. Si Jesucristo ocupaba orar para no caer en las pruebas, cuanto más nosotros necesitamos orar! Recuerden que Él también estuvo a prueba por el enemigo.

 

Eclesiastés 3:9-12 Más vale dos que uno, porque obtiene más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante!. Si dos se acuestan juntos, entrarán en calor; uno solo ¿cómo va calentarse? Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir.

 

Es claro este versículo, debemos unirnos como congregación ayudar a aquellos/as que aún siguen en el desierto, apoyarlos a superar las pruebas, y caminen por fe, además de esto nos servirá para avanzar a otro nuevo nivel espiritual, el cual nos acerca más a nuestro Señor Soberano.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *