Los planes de Dios para nuestras vidas

Algunas veces podemos estar tan ensimismados en nuestras que  se  nos olvida que Dios depositó un propósito grande y hermoso en la vida de cada uno de nosotros.

Su voluntad es,  buena , agradable y perfecta , si usted fue  diagnosticado con alguna enfermedad , le  recuerdo  que Dios depositó  en usted , un  propósito que no sólo SE CUMPLIRÁ y será de impacto a su vida, sino que también para  la vida de quienes lo  rodean, a donde vaya, en el hogar, la escuela, el trabajo y la comunidad.

Dios no quiere que nos desenfoquemos con nada,  por eso,  nos llama a estar en Su presencia, nos dice orar sin cesar, a tiempo y destiempo.

Ahora,  como es un hecho que Su obra es perfecta, Él tendrá  la última palabra, si lo cree,  eso que está en su corazón se cumplirá.  Así que,  cuando vengan con un mal diagnóstico,  usted no se ponga de acuerdo con ese diagnóstico, no lo reciba, y dígase a usted mismo,  El propósito de Dios para mí,  es mayor que esto,   y sé que se  cumplirá en mi!

Lo invito a que lea y confirme la palabra en Job 42.2   donde dice: “Yo sé que Tú puedes hacer todas las cosas; ningún propósito tuyo puede ser estorbado. “AMEN”

Y es importante que entendamos, Dios ha establecido sus propósitos para nuestras vidas y nadie puede cambiarlo.  Recuerde que cuando Dios cierra una puerta, nadie  puede abrirla y la que Dios abre, nadie puede cerrar.   El siempre va a estar de su lado y  tener la última palabra,  y dice la Biblia en Proverbios. 19.21 que  puedes hacer todos los planes que quieras,  pero el propósito de el Señor prevalecerá.

Así que,  el hombre puede decir que usted está mal, que se está muriendo , que le quedan 3 meses de vida, y podemos hacer nuestros planes, pero  todo plan comienza  y termina  en la mente de Dios primero, recuerde bien esto!

En una situación difícil, la palabra nos  recomienda  no dejar  de creerle a Dios, Su amor,  Su poder y Su palabra están sobre todas las situaciones y cosas, no lo olvide nunca!

Te amo en el Señor, bendiciones del Reino, Ingrid

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *