Orar u Obedecer

Bendiciones, hoy quiero llevarte a que juntos meditemos en esto. ¿Sabías que la oración deja de ser eficaz cuando la usas para substituir la obediencia?

Todos sabemos que orar, es  la  llave  del cielo para las bendiciones de Dios, la Palabra dice que, “la oración del justo puede mucho”. Sant. 5.16, pero  también sabemos que la oración no es suficiente porque, está sujetada a algo muy importante, y eso es,  a la obediencia a nuestro Señor Jesucristo. Si nosotros logramos obedecer los principios que están estipulados en la Palabra de Dios, entonces sabremos, si orar es lo correcto o simplemente obedecer la situación. La falta de conocimiento en esto, nos puede llevar a una actitud  de rebeldía, de frustración, de distracción, de desenfoque, de enojo hacia las promesas asignadas para nosotros los hijos de Dios.

En  Jn. 14.21-23 dice: “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ese es el que me ama, y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo lo amaré, y me manifestaré a él”; le dijo Judas (no el Iscariote), “Señor, como es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?”  Respondió Jesús  y le dijo: “El que me ama, mi palabra guardará, y mi Padre le amará, y vendremos a Él y haremos morada  en él. El que no me ama, no guarda mis palabras, y la palabra  que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió”. El que cree genuinamente,  está  íntimamente unido y sometido  a Cristo, en  amor y obediencia.

Ahora, Jn. 15.5 dice “porque separados de mi nada podéis hacer!” Wow,   podemos  ver  que es tan  radical esta declaración que el mismo Señor sentencia. Definitivamente Dios quiere una relación íntima, de amor y obediencia  en Jesucristo , y es aquí donde Él responderá a nuestras oraciones siempre y cuando,  estemos en orden . Él guardar sus leyes, mandamientos, principios y testimonio, mismas que son las herramientas para caminar en el camino estrecho del que habla la Palabra, es que lograremos hacer  la divina  voluntad de Dios, y alcanzaremos  las riquezas del cielo,  sólo así,  será eficaz la oración del justo.

El perdón, la fe, la honra, la siembra, las finanzas, el carácter son principios  y  no tienen nada que ver con la oración!

Mira, es fácil,  lee este versículo Ef. 6 .1-2 ”Honra a tu padre y a tu madre, (que es el  primer mandamiento con promesa),  para que te vaya bien, y seas de larga vida”  Te esta yendo bien o  quiere que te vaya bien , quieres tener larga vida ? que tienes que hacer?  Honrar a tus padres!,  mira, te irá bien y serás de larga vida!  Ves!, necesitas obedecer  no orar!

Hagamos un alto y, pregúntate en  que  área  de tu  vida hay lucha,  en que área estas  batallando, desde cuándo, y pregúntate, por qué  no son contestadas tus  oraciones, sé que Dios te dará la respuesta.

Muchas  veces no queremos ver, o simplemente no somos sinceros con nuestra situación.  Así que,  mi recomendación es: pídele al Espíritu Santo que escudriñe tu corazón y aplica  las escrituras, sólo así, estarás seguro de qué hacer, orar u obedecer .

Dios quiere darnos todo,  pero si no aplicamos los principios, Cuidado!

Recuerda en la obediencia, hay recompensa. Te amo en el Señor.  Bendiciones del Reino, Ingrid

Podrías meditar en estos versículos :

Josué 1.8 dice “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

Pues si estás buscando prosperidad aquí está el principio de la prosperidad.

Prov.13:20 ”El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado”. Por más que hagan o hagas oración por ti, nada bueno va a suceder,  si tú insiste  en reunirte con gente  necia… Ahora, ¿quieres una buena cosecha?,  ¿qué tienes que hacer?   sembrar una buena semilla.  Si quieres finanzas   sanas,   “no debáis a nadie nada”

Rom. 13.8. Pablo nos dice: “Pagad a todos lo que debéis”… Orar por una buena cosecha nos libera de sembrar!

Jn. 15.1-6  Como el  pámpano  que no puede sobrevivir  sin la vid porque de ella se nutre.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *