Quiénes Somos

Convencidos de la  necesidad de establecer una relación íntima con Dios , y en obediencia  al mandato de nuestro Señor Jesucristo , de ir por todo el mundo predicando el Evangelio (Marcos 16:15), el cual es  relevante y vigente, es que Casa de Oración abrió sus puertas en el mes de Noviembre del 2010.

Sabemos que la oración y la Palabra de Dios son la clave para la formación del Carácter de Cristo en el Discípulo .  Buscamos que   el mensaje del Jesucristo  sea recibido por la mayor cantidad de personas  y que éstas a su vez , lo transmitan a otros  para lograr así,  la transformación total en sus vidas e influir en el desarrollo de la sociedad,  impactando  positivamente las siete montañas que conforman    la misma: Familia, Educación, Gobierno, Artes, Comunicación, Religión y Negocios.

Dios ha puesto esta Casa como fundamento Apostólico y Profético, estableciendo los elementos necesarios para crecer en el amor al Padre, en la pasión por servir a Jesucristo, y en el anhelo de ser usados por el poder del Espíritu Santo en la extensión de Su Reino (Marcos 16:15,  2 Corintios 13:14).

Como Casa de Oración para todas las Naciones promovemos los  fundamentos bíblicos de establecer lazos de amor, de misericordia, de humildad, de mansedumbre y de cuidado unos por otros (Colosenses 3:12)  ;   convivimos y  nos movemos como una Familia de Dios, “Ya no somos extraños ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y familiares de Dios» (Efesios 2:19 ).

Así mismo,  nos proponemos establecer la presencia de Casas de Oración para las Naciones en distintas ciudades de México con el fin de  instruir y equipar Discípulos para ser enviados.

La forma de lograr todo esto es mediante la formación y capacitación a través de discipulados que edifiquen a las personas, proporcionándoles los conocimientos y las herramientas básicas para el crecimiento espiritual y desarrollo del carácter con principios cristianos.

Nuestros Valores

Pasión por Dios 

1 Tes 3:13 Para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

Oración y Alabanza

1 Tes 5:17 Orad sin cesar.

Amor  por Otros 

1 Tes 2:7 Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos.

Servicio  

1 Tes 1:5 Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros

Convicción y Compromiso

1 Tes 2:4 Sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.

Nuestras Creencias

Dios

Creemos en un solo Dios uno y trino: Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo. (Mateo 3:16, 17; Juan 17)

Jesucristo, su Divinidad y su Humanidad

Creemos que Jesucristo es Dios y que se encarnó como hombre, por nuestra salvación (Lucas 1:26-38; Juan 14:1-3; Hechos 2:36; 3:14, 15; Filipenses 2: 5-11; Efesios 1:3-15)

Espíritu Santo

Creemos que es la Tercera Persona de la Trinidad, cuyo propósito con el creyente es convencer de juicio, pecado y de justicia. Así mismo el Espíritu Santo regenera, regenera, santifica y da poder al creyente arrepentido, trae revelación y entendimiento de la Palabra de Dios. Habita en los creyentes quienes son templos vivos de su presencia y otorga los dones, carisma y manifestaciones para el cuerpo de Cristo. Hace crecer en nosotros el carácter de Jesucristo, a través del Fruto del Espíritu, y creemos que el bautizo del Espíritu Santo es para todos los creyentes.(Juan 16:8, Lucas 11:13; Juan 7:37-39; 14:16, 17; Mateo 3:11; Hechos 1:4, 5, 8; 10:44-43; 19:1-6; Gálatas 5:22, 23)

La Palabra de Dios

Creemos en la inspiración divina y en la infabilidad de la misma. (1 Timoteo 3:16; Hebreos 4:12)

Salvación

Creemos que las condiciones de salvación para todo los hombres son el arrepentimiento de sus pecados, fe personal en nuestro Señor Jesucristo y el aceptarlo como Señor y Salvador personal; el cual resulta en la regeneración de la persona, y la recompensa eterna en el Cielo. Ésta salvación existe eternamente por la gracia del Señor y no por nuestro trabajo. Nuestro trabajo está excluido, excepto como fruto de salvación. (Mateo 25:34, 46; Hechos 3:19, 20; Romanos 4:1-5; 5:1, 2; Efesios 2:8-10; Apocalipsis 20:11-13)

Redención

Creemos en el poder de la salvación de la sangre de Jesucristo, quien a través de su sangre nos ha comprado, para su Dios y Padre, y nos ha hecho Reyes y Sacerdotes. (Hechos 4:12; Romanos 4: 1-9; 5:1-11; Efesios 1:3-15, Apocalipsis 1:6,).

Ascensión

Creemos que Cristo Jesús ascendió al Padre y que actualmente está sentado en Su la diestra del Padre intercediendo por nosotros. (Juan 14:1-6; Romanos 8:34, Hebreos 7:25)

Resurrección

Creemos en la resurrección de Jesucristo y que algún día todos los creyentes, resucitaremos con Él. (Lucas 24:39-43; Juan 20:24-29)

Segunda Venida

Creemos en la Segunda Venida de Jesucristo a la Tierra para llevarse a su Iglesia (Novia) con Él para juzgar al mundo. (Hechos 1:10, 11; 1Tesalonisences 4:13-18; 2 Tesalonicenses 1:7-10; Santiago 5:8; Apocalipsis 1:7)

Santidad de Vida

Creemos que los creyentes deben de vivir en santidad, imitación de Jesucristo; y vivir en comunión y hermandad con los creyentes. Nuestro comportamiento debe reflejar el carácter del Señor (Hechos 2:42-47; Romanos 12:1-3; Gálatas 6:14; Efesios 5:1; Colosenses 3:17)

Adoración

Creemos que la Adoración a Dios es el propósito de Dios para nuestras vidas, y es nuestra principal prioridad, ya que la Escritura menciona que: «Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. «Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. (Apocalipsis 5:13-14 ). La Adoración es parte fundamental de nuestra congregación. Buscamos con todo nuestro corazón ser “Adoradores en Espíritu y en Verdad. Juan 4,24, Éxodo 23:25, Salmo 63:1 , 1 Samuel 2:2 , Salmo 145,18, Apocalipsis capítulos 4 y 5.

Oración

La oración es piedra fundamental en nuestra congregación llamada a ser Casa de Oración para todas las naciones “ ( Isaías 58,7 ). Creemos que la oración es la savia que nos mantiene unidos a la Vid, y que a través de ella, entramos en una relación más personal e íntima con El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo. Creemos que la oración es un privilegio que Dios nos ha dado para estar más en comunión con Él. Creemos en la gran importancia de perseverar juntos en oración (Hechos 1:14, Zacarías 12:10, 1 Tesalonicenses 5:25, 1 Timoteo 2:1-3, Hechos 2:42, Salmo 42:8).

Intercesión

Creemos que la Intercesión mueve El Corazón de Dios y hace que venga Su Reino con Poder sobre la gente, situaciones y eventos por los que se intercede. Creemos en la gran prioridad de estar en la Brecha por la Iglesia, la Familia, el Gobierno, los Medios de Comunicación, el Arte y Entretenimiento, el Mundo de los Negocios, La Educación. Sabemos que La Intercesión como Iglesia logra que el Reino de Dios se establezca con Poder y recupere lo que El Enemigo nos había robado. Ezequiel 22:30, 1 Pedro 4:7 , Efesios 6:18, 1 Tesalonicenses 5:2, 1 Samuel 12:23, Efesios 3:14

Casa Apostólica

Creemos que Dios en Su Soberanía, está estableciendo un modelo apostólico dentro de Su Iglesia. Creemos en los 5 Ministerios que El Señor Jesucristo instituyo y que se mencionan en Efesios: 411-13. Somos una congregación que se ha transformado en un Casa Apostólica, donde el nuevo fluir del Espíritu Santo es recibido y transmitido a los miembros, a los que se ministra, a los que evangelizamos y también a los que discipulados . En las Casas Apostólicas hay un nuevo vino espiritual que El Señor está derramando a través de Su Espíritu Santo, que nos permite movernos a otros niveles de autoridad espiritual y de servicio para crecer a la estatura del Varón perfecto, Jesucristo. En una Casa Apostólica estamos afianzados en la Nueva Identidad en Cristo Jesús, y nos movemos en la unción como reyes y sacerdotes. En una Casa Apostólica buscamos la santidad, una vida integra y extender el Reino de Dios desde donde Él nos puso para servirle. En una Casa Apostólica extendemos las estacas para conquistar nuevos territorios para El Reino del Señor. Tenemos : pasión por Jesucristo , intenso compañerismo y hermandad, pasión por las almas , pasión por servir con excelencia , y pasión por la visión apostolica.1 Pedro 2,9-10 , Isaías 2:2-4 , Efesios 2:20-22 , Hebreos 3:1-6 , 1 Corintios 3:10-11 , Isaías 54:2 , 1 Crónicas 4:10

Los 5 Ministerios

Creemos en los 5 Ministerios que El Señor Jesucristo instituyo: “ Y El mismo Constituyo a unos Apóstoles, a otros Profetas, a otros Evangelistas, a otros Pastores y Maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del Ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo “. Las Iglesias, congregaciones, Casas Apostólicas y Centros Apostólicos que están fundamentados en los 5 ministerios, crecen a favor y Gracia ante Dios y los Hombres, debido a que El Mismo instituyo ( y lo sigue haciendo ) los 5 ministerios fundamentales para el crecimiento y madurez de Su Iglesia. “La Iglesia está fundamentada sobre el cimiento de los Apóstoles y Profetas. Creemos que Los dones espirituales nos ayudan a crecer como Casa Apostólica. Efesios 4:11-13, Romanos 12:4-8, 1 Corintios 12:1-12, 1 Pedro 4,9-11