Sumisión a Dios

Al estar leyendo la primera carta que el apóstol Pablo le escribió a Timoteo salto a mi vista el versículo 8 que se encuentra en el capítulo 4 el cual dice lo siguiente: “El entrenamiento físico es bueno, pero entrenarse en la sumisión a Dios es mucho mejor, porque promete beneficios en esta vida y en la vida que viene” (NTV). Al meditar en esta palabra me di cuenta de cuando pasamos por un proceso, prueba, o cualquier circunstancia en la vida diaria, lo que define nuestra salida en victoria, sin duda alguna, es la sumisión a Dios.Cabe señalar que otras versiones de la biblia hablan de ejercitarnos para la piedad o ejercitarnos para caminar en rectitud o justicia y al estar pensando en por qué la diferencia de estas traducciones llegué a la conclusión de que hablan de lo mismo ya que al estar sometidos bajo la cobertura de Dios, automáticamente estaremos caminando en justicia y piedad.

La palabra justicia nos habla de equidad, integridad, juicio, rectitud, santidad y verdad, siendo todo esto a lo que Dios nos llama a someternos. Miqueas 6:8 nos dice “Oh pueblo, el señor te ha dicho lo que es bueno, y lo que exige de ti: que hagas lo que es correcto, que ames la compasión y que camines humildemente con tu Dios” (NTV). Por otro lado 1 Timoteo 6:11 nos dice “Perseguir la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la amabilidad (NTV). Hoy quiero aclarar que Jesús ya hizo el sacrificio para justificarnos, es decir, ya tenemos acceso a tener una relación con Dios y al aceptar a Jesús como nuestro salvador y al recibir el bautismo, hemos recibido en nosotros el Espíritu Santo; en pocas palabras, ya hemos recibido TODO lo necesario para tener la victoria en cada una de las cosas que hagamos, lo único que tenemos que hacer es decidir caminar en el camino de Dios y hacer que todo lo que representa el Espíritu Santo que se nos ha dado, salga de nosotros, al hacer esto, estaremos caminando en justicia y sometidos a la voluntad de Dios, pues estaremos dejando que sea el Espíritu Santo que habita en nosotros el que nos guíe.

Se preguntarán, qué tiene que ver lo anterior con el versículo inicial con el que comenzó todo esto, bueno mi forma de verlo es muy simple, eso que tenemos que ejercitar o para lo que tenemos que entrenarnos es en dejar que el Espíritu Santo fluya de nosotros hacia afuera, hacia los demás, hacia las circunstancias y a medida en que vayamos dejando que el Espíritu Santo nos guíe, estaremos sometiéndonos a la voluntad de Dios, estaremos caminando en justicia (rectitud) y seremos capaces de ver los beneficios de transitar por dicho camino.

Al haber explicado lo anterior, me gustaría compartir con ustedes algunos de los beneficios de dejar que nuestra vida entera sea guiada por el Espíritu Santo.

  • “Y esta rectitud traerá paz, es cierto, traerá tranquilidad y confianza para siempre” (Is. 32:17) (NTV).
  • Nada maloles sucederá a los justos, pero los perversos se llenarán de dificultades” (Pr. 12:21) (NTV).
  • “El que busca la justicia y el amor inagotable encontrarála vida, justicia y honor” (Pr. 21:21) (NTV).
  • “Tu bendices a los justos, oh Señor, los rodeascon tu escudo de amor” (Sal. 5:12) (NTV).
  • “Los justos florecerán como palmeras y se harán fuertescomo los cedros del Líbano” (Sal. 92:12)(NTV).
  • “La luz brilla en la oscuridad para los justos; son generosos, compasivos y rectos”(Sal. 112:4) (NTV).

Si hay alguna área en la que estamos batallando, tal vez esa batalla la hemos estado perdiendo porque no nos hemos sometido a Dios y hemos estado luchando en nuestras fuerzas. Hoy te invito a que reflexionemos y nos demos cuenta de en qué medida nos sometemos a Dios, en qué parte de nuestras vidas lo involucramos, y en qué parte de nuestras vidas necesitamos dejarlo actuar para salir en victoria de ese lugar en donde hemos estado atrapados luchando.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *