Testimonio de María Esmeralda Rodriguéz   / Sanó de Terribles Migranas

Desde los 22 años empecé a padecer dolor de  migrañas esporádicamente; pero al pasar los 31 años de edad fueron muy fuertes y constantes, necesitaba inyectarme para el dolor y tomar a diario pastillas . Decidí acudir a  Healing Rooms Mante  y fui sanada por el poder de Cristo.

Hoy gozo de  días maravillosos sin dolores  .

Doy gracias a Dios por mi Sanidad y a Healing Rooms .

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *