Testimonio de Ivette Santos  / Bipolar, Perdón

Mi papá era bipolar y cuando estaba muy deprimido o eufórico hacía mucho daño con la boca. Le costaba mucho trabajo perdonar y perdonarse. Tenía 20 años de pedirle a Dios la muerte y en los últimos meses estando en la casa de reposo,  Dios comenzó a trabajar con él.

Yo tomé con ustedes el Taller de Sanidad,  y pude ayudar a mi papá a trabajar en el perdón, y el perdón hacia sí mismo.

Acabo pidiendo perdón a mi hermano,  que fue el más lastimo , cabe mencionar  que era el consentido ,  que era al que mas extrañaba y que le hacía mucha falta.

Mi padre murió en paz,  gracias a Dios que lo tocó, y tanto lo amó Dios que no permitió que sufriera al partir pues murió dormido.

Me confirmaron que Dios estaba conmigo, que por esta razón   yo estaba tan  tranquila y fuerte .
Lo que me queda de vida no es suficiente para agradecerle a Dios que perdonará y amará a mi padre tanto.

Y  Gracias  Healing Rooms .

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *