Testimonio De Beatriz Pauli Cedillo

En mi primer cita oraron  por mi y la persona que lo hizo  sintió un dolor en la espalda baja, yo comenté que desde hace 2 años yo tenia ese dolor siempre  al dormir

(como piedras o como si fuere una tabla)Ella expulso el dolor en el nombre del Espíritu Santo. y a partir de ese día puedo dormir sin ese dolor.
Hice el Taller de Sanidad y al llegar a casa declaré que el Reino de Dios estaba en mi hogar, y mis hijos en lugar de estar llorando y molestos,
estaban muy contentos saltando de gusto y no paraban de platicar, eso tan bello duro hasta el domingo.
Estoy empezando a practicar la oración para atar enojo y tristeza en mis hijos, cuando aparece este espíritu y veo con mucho agrado que eso que expulso
de ellos se va y quedan tranquilos, Aprendí que aparte de atar puedo desatar.
En la segunda cita a Healing Rooms vine con el padre de mis hijos, desde entonces tenemos paz, podemos hablar, el todavía con un poco de enojo, pero esta tranquilo. Ya dejo de vociferar cuando se enoja.
Quiero seguir de la mano de Dios, porque quiero este camino y agradarle mas a Él.
A la fecha no hemos dejado de venir Healing Rooms y seguimos expectantes a lo que Dios esta haciendo en mi y mi familia.
Gracias a Healing Rooms y todo el ministerio.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *