Testimonio Isabel

Nada más al entrar siendo una paz y la presencia de Dios. Es la segunda vez que vengo a que oren por mi y he visto grandes cambios en mi vida, he sentido que se ha ido el temor y dolor.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *