Testimonio Jorge Santos / Restauración

Hace unos meses me integré en el grupo de Baracs (reunión de varones) aquí en Casa de Oración. Comenzamos a orar unos por otros  sentí muy fuerte la presencia del Espíritu Santo y al terminar la oración  nos preguntó el Pastor qué sentíamos, yo contesté emocionado que sentí la presencia de Dios.

Y por primera vez dejé de ser cautivo, fue algo nuevo en mi vida. Dios  ha empezado a cambiar mi vida.

Les agradezco a los Ministros Healing Rooms, y a mis Pastores que por medio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *