Testimonio Linda Suárez / Libertad

Decidí venir a Healing Rooms para pedir ayuda y que oraran por mí . Cuando entré al «cuarto de oración» a que oraran por mí, mi sorpresa fue que el Maravilloso Espíritu Santo ya había revelado al Ministro mi situación y como me sentía,  y mi cara lo reflejaba todo. Cuando comencé  a escuchar a quienes oraban por mí, sentí una gran liberación, sanidad y un gran descanso.  Me sentí diferente y mi semblante cambió totalmente .

Doy gracias a Dios por este día y  por quienes han sido instrumento para traer sanidad y liberación a mi vida, a mi corazón. Gracias Healingrooms.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *