Testimonio Max Cantú

Una experiencia transformadora. Llegué con una parálisis facial y con una carga de falta de perdón, pero después de la primera sesión me siento LIBRE.

Siento una paz enorme y seguridad de que mi parálisis desaparecerá rápidamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *