Testimonio Ramón Treviño /Aprendiendo a Vivir con Fe Divina

A mis años, después de haber desarrollado una vida que consideraba normal, al contar con una familia, constituida a la fecha por mi esposa, mis dos hijos y cinco nietos y contar con logros personales y profesionales, una fuerte crisis ocasionada por el quebranto de la salud de mi esposa desde hace diez años y una situación económica negativa en mis negocios durante los últimos tres o cuatro años, agudizada últimamente, conocí a personas que me hicieron recapacitar acerca de lo alejado que he estado de Dios.   Me di cuenta en la reflexión anterior que durante tantos años no había considerado mi deber para con Dios de buscar un camino de reciprocidad hacia Él.

Hace un mes aproximadamente me acerqué a Dios, a través de personas que me han hecho ver mi necesidad espiritual y de fe, logrando a la fecha, sentir en mí un cambio de visión acerca del vivir. He desarrollado un gran valor, y esto es la fe en Dios. Estoy buscando la manera de aprender a orar y a platicar con Dios a quien he pedido escuche mi agradecimiento por todas la bendiciones que me dio a través de mi vida conservándome a la fecha vivo y con salud; así mismo le he pedido perdone mis faltas, mis errores y mi lejanía hacia Él, a partir de entonces veo la vida con otra visión, ha mejorado mi actitud, mi esposa ha estado estable dentro de su problema de salud y he empezado a cobrar algunas cuentas de las muchas que, no había podido recuperar en años. Inicié un proceso de cambio hacia mi interior.

Es poco el tiempo que tengo orando, pero sé que soy otro hombre en lo que a fe en Dios se refiere. No soy una persona joven, pero creo que en este caso se aplica el viejo adagio de que nunca es tarde para cambiar y empezar una nueva vida, y con más razón si se trata de andar de la mano de Dios.

Gracias Healing Rooms, estoy agradecido porque los conocí y me están ayudando mucho en mi nuevo andar, Gracias a Dios.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *