Tu lengua tiene poder, ¡CUIDADO!

Nuevamente aquí , me da gusto que estes leyendome, y que podamos compartir hoy , tomemos en cuenta que es lo que desatamos para nuestras vidas

Tomemos en cuenta que es lo que desatamos para nuestras vidas. La Palabra de Dios dice que tenemos autoridad para atar y desatar, en Mateo 18.18 así que,  cuidado con las palabras que hablamos, de hecho recuerde esto, los dichos de nuestra boca se atan a nosotros!

La verdad es que cuando estás consciente y te pones a escuchar a las personas de la forma que se expresan, yo me quedo sorprendida,  porque se que no saben lo que están diciendo, además, nosotros los mexicanos somos especialistas en dichos y palabrerías, y no sabemos expresarnos bien, para que me crea,  le invito a que escuche por usted mismo, ponga atención a su alrededor  y se dará cuenta de las barbaridades que nos atrevemos a decir!

Imagínese usted, la palabra dice que el poder de la muerte y vida están en el poder de la lengua.   Proverbios 11.3   nos advierte de no usar palabras torcidas y perversas.

Satanás está esperando que  nosotros respondamos  a sus sugerencias al  hablar  palabras mal y  negativas, porque así,   le damos  poder para establecer su plan en nuestras vidas,  así que,  un ejemplo,  le invito a que cuando a  usted o a los suyos, le declaren  palabra de enfermedad, o palabra de muerte, ejemplo: ”ah, le quedan 3 meses de vida….,” palabras mal dichas,  sea cual sea la situación,   usted no se ponga en acuerdo con eso , y ate esas palabras y diga,  las dejo inoperantes en el nombre de Jesús.   Si,  ate, todo lo que se está declarando  contra  usted,  ate todo espíritu de enfermedad , espíritu de muerte prematura, toda mentira, toda frustración ,  etc.,   y hable sanidad y vida, en el nombre de Jesús. Ahora, claro,   claro que vamos a morir, pero solo Dios sabe cuando,  Él nos creó,  nos puso  a cada uno de nosotros un principio y un fin, y nadie sólo Dios decide hasta cuándo.

Ahora, también es importante que sepa que  puede atar  la  discordia, enojo, la tristeza , la amargura, la maldad, el desamor, todo aquello que no venga de Dios, y según vea y sea el caso, y hable positivamente al problema, hable exactamente lo contrario a la situación , tome autoridad al hablar a su problema,   y declarar palabra de bendición, palabra bien dicha, y cuide,  cuide de no boicotearse usted mismo,  no más palabras mal dichas, no más palabras de maldición.

Te amo en el Señor, bendiciones del Reino, Ingrid

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *