Un ensayo sobre la fe por María Cristina García Ochoa.

Hebreos 11:1-Es pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve’.

Así empieza el capítulo 11 del libro a los Hebreos, cuyo autor no es conocido, pero tiene el sello del Espíritu Santo de Dios, a saber por los puntos que toca atreves del escrito.

Esta carta fue escrita a un grupo de Judíos cristianos, que habían pasado por la persecución en la antigua Roma fueron dispersados; pero se estaban alejando de su fe’. Y estaban cediendo a la tentación de volver al Judaísmo.

El autor escribe esta carta para señalar la superioridad del cristianismo y animarles en la fe’.

Enfáticamente el autor señala que Cristo es superior a los profetas, los ángeles Moisés Josué’

Aarón que Dios había hablado por medio de ellos, pero que ahora que Jesús cumplió’ con su sacrificio, Dios está hablando a través de su hijo.

Considero importante citar también que la fe es como una moneda, y es lo único que tú puedes usar en el plano sobrenatural, para hacer un intercambio divino. y cito a Habacuc 2:4- más el justo vivirá por fe’. y Hebreos 10:38-dice lo mismo el justo vivirá’ por fe’.

Pero a veces cuando tenemos problemas caminamos con Dios, como si no le creyéramos, comportándonos como pobres de todo careciendo de muchas cosas, cuando tenemos el recurso de nuestra fe’-

Hay que mencionar también que si en ese momento no tenemos la fe suficiente la podemos pedir a nuestro Señor Jesucristo, por qué Él es el autor y consumador de la fe. Hebreos 12:2.

Es cierto que la fe también es un don que el Espíritu Santo reparte pero ese es un alto nivel de fe.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *