Caminando en lo Sobrenatural por Mariel Marcos

Hemos creído que el empoderamiento espiritual viene de afuera hacia adentro, y esto, ha traído frustración a los Hijos de Dios. ¿Por qué? Porque no hemos visto resultados, no vemos que nada suceda – intentamos y fracasamos. El pasado fin de semana la Rev. Marisa García junto con el Director Internacional de Healing Rooms, Cal Pierce, trajeron una verdad a los Hijos de Dios que estoy segura que así como cambio mi vida, cambiará la tuya. El verdadero empoderamiento espiritual, la verdadera conquista de nuestras propias vidas viene de adentro hacia fuera, es decir, que todo lo que necesitamos para cambiar y caminar como verdaderos Hijos de Dios (Romanos 8:14) se encuentra adentro de nosotros, y esto es, el Espíritu de Dios habitando en nosotros. Anhelamos que venga a nosotros el Reino de Los Cielos, cuando la realidad es que el Reino de los Cielos esta en nosotros.

Para definir de una forma sencilla lo que implica el Reino de los Cielos, se puede definir como el liderazgo del Espíritu Santo en nuestras vidas. ¿Cómo tendremos la certeza que realmente el Reino de los Cielos habita en nosotros? Porque La Palabra de Dios nos dice que el mismo espíritu que resucito a Jesús de entre los muertos habita en nosotros (Romanos 8:11) , y por lo tanto, todo lo que nosotros necesitamos como Hijos, ya esta en nosotros.

Esto significa, que para poder ver el Reino de los Cielos emanando e impactando nuestras vidas (alma, cuerpo y espíritu), las personas que nos rodean, los lugares donde Dios nos ha plantado y las circunstancias que se nos presentan, necesito del liderazgo del Espíritu Santo, y es así como seremos transformados poco a poco.

Dice la Palabra que los verdaderos Hijos de Dios son aquellos que son guiados por el Espíritu de Dios (Romanos 8:14) y es por eso, que ha llegado la hora de transformar nuestras oraciones de “dame Señor” a “enséñame Señor” y que los verdaderos Hijos de Dios sean levantados de adentro hacia fuera. Se que te estarás preguntado y, ¿Cómo le puedo hacer? Tu primer paso y el más importante de todos, porque de ahí comienza la transformación, es alimentarte de La Palabra de Dios, el alimento vivo para nuestro Espíritu, alimento que es Cristo mismo; La Palabra de Dios y Cristo son uno mismo.

Dime que tanto te alimentas de la Palabra y te diré a que nivel tu vida esta siendo transformada; Dios esta hablando constantemente pero somos los Hijos que decidimos no escuchar y tengo la certeza que nuestro Padre y la misma creación de Dios está desesperada por ver a los Hijos de Dios gobernando sus vidas y todo aquello que Dios les ha confiado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *