Congreso Matrimonios Sobrenaturales 2015

Bendiciones a todos, ya tenía tiempo de no escribir verdad?

Ustedes saben, vivimos tres semanas intensas  en donde Dios nos sumergió en un tiempo maravilloso con Matrimonios Sobrenaturales 2015.

La verdad que, no se como comenzar a platicar, quisiera  compartir  tantas cosas hermosas,  muchas de ellas no puedo ponerlas ni siquiera en palabras, son indescriptibles  pero  quedarán grabadas en nuestros corazones por siempre.

Fueron  semanas  con mucha intensidad,  podemos testificar que todo el tiempo estaba la mano de Dios enlazando y atrayendo al cuerpo de Cristo,  unificándolo. Él fue el que provocó  nuestras agendas;  nosotros   oramos   en esta dirección,  “Padre  trae a aquellos que estén citados a esta Cita Divina que es contigo, Padre aquéllos que Tú has llamado para que sus matrimonios sean santificados y anden por ese camino estrecho del que Tú hablas en tu Palabra.

El   Espíritu Santo  se manifestó en cada plenaria, en cada  ejercicio,  Dan y Linda  Wilson de Supernatural Marriage & Missions, Oscar y Verónica de Casa de PAN en Naucalpan, Homero y Mireya Morales de Árboles de Justicia en Cd. Victoria, ministraron y compartieron lo que Papá Dios  puso en sus corazones. Tenemos la certeza  de poder decir que vivimos   quebrantamiento, desafíos, nuevos comienzos, y  a lo mejor grandes retos. Pero descansando en la  promesa de Cantar de Cantares 8.7  “Ni las muchas aguas pueden apagarlo, ni los ríos pueden extinguirlo. Si alguien ofreciera todas sus riquezas a cambio del amor, sólo conseguiría el desprecio”.

Sólo me queda decirte que, el matrimonio fue creado por Dios para que fuera increíblemente agradable y bueno y  que la presencia del Espíritu Santo en la pareja permite recibir todos los beneficios de esta parte tan importante de nuestras vidas. Cuando Dios vive en el centro de nuestra relación de pareja,  todo lo inimaginable se hace posible. Porque su presencia nos da el acceso a Su Gloria y Poder.

Los amo en el Señor. Bendiciones, Ingrid

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *