Diezmo Invertir en el Reino por Casa de Oración

¿Qué es el diezmo?

  • El Diezmo es la puerta del creyente hacia el pacto de bendición.
  • El Diezmo es una ley espiritual tan efectiva como lo son las leyes naturales. Así como la Gravedad permite que los objetos caigan al suelo si son dejados en el vacío, así el Diezmo permite al creyente recibir «medida buena, apretada, sacudida y rebosante». Lucas 6:38.
  • El Diezmo es una Ley Espiritual que no tiene limitaciones por el paso del tiempo. Aunque se estableció en el Antiguo Testamento, esta ley hoy continua tan efectiva como siempre.
  • La palabra Diezmo nace de la palabra hebrea «maaser» o «maasrah», que traduce Diezmo, o una décima parte. En el Griego la palabra que designa esta «décima parte» es «apodekatoo» y tanto en el Hebreo como en el Griego, estos términos significan el «pago o dádiva de una décima parte o porción.»
  • Cuando damos el Diezmo a Dios de nuestros ingresos, ese acto le permite a Dios actuar en nuestro defecto y bendecirnos. La Biblia contiene numerosos recuentos de hombres dando su Diezmo a Jehová. Dios es el creador de todo lo que hay. Él lo posee todo. Nosotros somos simplemente «administradores» de sus bienes. El propósito del Diezmo es que porque Él desea que nosotros le demos un diez por ciento del 100% que Él nos da, para que nuestro corazón nunca esté concentrado en las lo que Él nos ha dado, sino en el Dador.

 

«Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo,

Pruébenme en esto dice el Señor Todopoderoso,

y vean si no abro las compuertas del cielo y

derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde.»

y así habrá alimento en mi casa.

Malaquías 3:10

Si usted ha confiado en el Dios que en Génesis 3:15, hace unos 6,000 años, prometió que un día enviaría un Salvador, y lo hizo, usted debe también confiar en que así como Él, 6,000 años más tarde cumplió su palabra, así hoy cumplará su palabra. Qué privilegio es poder ver la palabra de Dios, hecha realidad en todo aspecto de nuestras vidas. Dios en su palabra nos dice :

Pruébame en esto!.

¿Qué vas a hacer con estas promesas?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *