El poder de la obediencia por Raúl de la Garza

Yo quiero hablarles de lo que Dios ha hecho en mi vida desde que empecé a diezmar como dice en Malaquías 3:10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa, y probadme ahora en esto dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos y derramare sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Entonces pues ya voy a cumplir el año diezmando desde que estoy en Casa de Oración y es impresionante como Dios me ha bendecido en mis finanzas, no hay mes que no vaya y entregue mi diezmo hay veces que hasta por semana lo doy. La misma palabra lo dice pruébenlo y verán el resultado.

Mi relación con Dios también ha cambiado, ahora cada vez que abro la Biblia tengo más revelación de lo que quiere decir y  Dios nos habla,  para ser hacedores de su palabra.

Por eso quiero hacerte la invitación de que pruebes a Dios en esto, te invito a que des el paso de fe y le creas a Él, y ser acreedor de tu bendición. No pierdas más tiempo. Preséntate con una ofrenda de amor al Padre, ten por seguro que serás bendecido.

Salmos 65:11 Tu coronas el año con tus bienes y tus nubes destilan grosura.

Y tengo FE que así será en la vida de todos ustedes en el nombre de Cristo Jesús.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *