Lo Bueno, lo Malo y lo Feo por Annie Marroquín

En el Salmo 1, se compara al hombre justo como un árbol plantado en el mejor terreno que un árbol puede estar y dar buen fruto. Dios quiere que seamos hombres y mujeres plantados en las corrientes de su Santo Espíritu para

 

El fruto de un árbol depende del lugar donde ha sido plantado, la tierra que alimenta la raíz del árbol, la cantidad de agua y fertilizantes naturales con los que se nutre a lo largo de su vida y la luz solar que recibe durante el año

 

De todo lo anterior dependerá la herencia que deje en el campo; las semillas que del fruto salgan para sembrar más árboles. Nuestras acciones y actitudes, son esas semillas que plantamos en nuestros hogares, lugares de trabajo, en la congregación y en todos los territorios donde nos desenvolvemos.

 

LO BUENO

“Bienaventurado el hombre que…”

Dios nos prometer ser Bienaventurados y uno de los significados de BIENAVENTURADO es ser FELIZ. Una persona Feliz, es aquella que alcanza su plenitud al tomar las decisiones correctas, basadas en lo que la Palabra de Dios enseña.

 

“En la Ley de Jehová está su delicia y medita en ella de día y de noche…”

¿Qué clase de persona le produce placer aplicar con profunda atención (meditar) la Ley de Dios de día y de noche?… Respuesta: Una persona que tiene la convicción y claridad de que todo lo que dice la Ley de Dios, es para su beneficio en todos los aspectos de su vida, y que la misma lo llevará a descubrir su propósito y función, en los cuales se sentirá plena a pesar de las circunstancias adversas, ya que la Palabra de Dios dice que ÉL estará SIEMPRE con nosotros. (Josué 1:9)

“Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae; y todo lo que hace prosperará…”

Esta clase de personas, saben dónde permanecer (son pacientes) y lo que deben hacer para dar fruto (resultados) en el tiempo correcto. Saben que siempre tendrán fuerzas renovadas y todo lo que hacen trascenderá de generación a generación.

LO MALO

“El hombre que no anduvo en consejo de malos”

Para saber un poco más qué es “malo” en este contexto, busqué algunos sinónimos de “malo”. En otras palabras, el “Consejo de Malos” quiere decir que ésta persona escucha a otros que son: deficientes, injustos, enfermos del alma, difíciles de tratar, revoltosos, indispuestos, desobedientes y chismosos.

“Ni estuvo en camino de pecadores…”

Una persona que anda en compañía de pecadores, peca y pecar  es que sabiendo hacer lo bueno, no lo hace (Santiago 4: 17). No es necesario cometer crímenes o ser la oveja negra de la familia. El simple hecho de conocer LA VERDAD y no vivirla, ya está pecando y se hace cómplice de aquellos que llevan este mismo estilo de vida.

LO FEO

“Ni en silla de escarnecedores se ha sentado”

Una silla, da una posición en una mesa.

Una persona que comparte una posición

con un escarnecedor se considera que: difama,

denigra a otros, exagera, levanta calumnias contra otros,

se burla de los demás, miente y desacredita la verdad.

En otras palabras,

Esto quiere decir: “Júntate con lobos y aprenderás a aullar”.

 

En conclusión:

Todos tenemos dos caminos que escoger:

El de la vida o la muerte (Deuteronomio 30:19)

Y en Salmo 1 nos enseña algunos de los beneficios de escoger

el camino de la Vida a través de la obediencia y perseverancia.

¿Qué clase de árbol queremos ser?

Buenos que llevan fruto a su tiempo o malos y feos que al final se seca

y no lleva fruto?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *