Testimonio de Aurora Alvarez Ibarra

Sentí una paz y una felicidad me siento sana, con una facilidad de amar a los demás, de entregar todo lo que esta en mi hacia a Dios, hoy sentí que me volví a reencontrar con el.

He aprendido de las enseñanzas vividas, pero hoy decido dejar todo en manos de Dios.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *