Testimonio Gala Mendoza

Nuestro hijo fue diagnosticado con esclerosis múltiple pero después de mucha oración y venir a los Healing Rooms, Dios lo sano. Actualmente tiene 5 años de no presentar ningún síntoma y 4 años de no tomar medicamentos, y a punto de casarse este año.

Puedo agradecerle a Dios, porque Él responde a la oración de los padres a los hijos y siempre lo hace de una manera extraordinaria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *