Testimonio Jaime Martínez/ Trabajo

La semana pasada llegue a Healing Rooms con una situación muy difícil,  mi hija de 3 años estaba desaparecida y a raíz de eso me quede sin empleo.
Después de haber estado acudiendo a Healing Rooms a que oraran por mi, hoy 29 de septiembre 2015, vengo a testificar que después de esa situación sofocante, mi hija fue encontrada,  y  ademas ya cuento con un empleo.
Dios me ha puesto en el camino a personas indicadas y ahora vivo entregado a la voluntad del Señor.
Gracias a El, mi vida ha estado transformándose para bien,  porque  ahora más que nada se que Dios esta conmigo y mi hija.
Dios ha enviado a sus ángeles guardianes a protegerla  y eso me da la tranquilidad  de que ya no estoy solo,  sino en Sus brazos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *