Testimonio Ludmila M

Desde que llegue se respira una paz y tranquilidad. Después de mi primera cita a hoy me siento en general más confiada, tranquila, optimista y sin temor al futuro, porque sé que Dios estará ahí para guiarme y apoyarme en los cambios que Él considere necesarios para mi bienestar.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *