Testimonio Nadia Perez

Es algo inexplicable cada que entro a los cuartos siento una tranquilidad y paz en todo mi cuerpo. A penas llevo dos visitas y mi manera de ver las cosas ha cambiado, me siento contentísima y agradecida con Dios de haber llegado a este lugar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *