Testimonio Rocío Treviño / Matrimonio Restaurado

Comencé a venir a Healing Rooms porque mi papá tenía problemas muy fuertes, y quería acercarlo a Dios, y así ayudarle, pero al hacer esto la que se comenzó  a ayudarse fui yo misma.  Ahora,  todo  me ha ido mejor,  comenzando con la salud de mi hija quien fue diagnosticada con lupus y ha tenido una notable mejoría, y en segundo lugar, en  mi matrimonio.

El año pasado tuvimos una fuerte crisis,  y de alguna manera,  logramos superarla, pero aún con muchos desacuerdos; ahora,  desde que vine a los cuartos de sanidad  nuestra actitud ha cambiado y hemos alcanzado más armonía  y estabilidad y hasta económicamente nos ha ido mejor.

Ahora sólo espero que mi esposo venga y se llene de Dios igual que yo, y juntos podamos seguir adelante creciendo y respetándonos más.

Gracias por este ministerio y gracias a Dios!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *