Testimonio Sergio Ruiz

Pude platicar mi vida libremente sin sentirme juzgado, siento que Dios me da dirección. He aprendido cosas que no sabia. Mi matrimonio está siendo restaurado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *